Ascensión a Peña Rueda desde Lindes

Posted by in Noticias, Rutas

En el concejo de Quirós se encuentra la montaña más grande de Asturias en cuanto a superficie, Peña Rueda. En esta ruta nos pondremos en su cima (2155m) partiendo del pueblo de Lindes.

Se trata de una ruta de media montaña bastante asequible y que ofrece unas preciosas vistas del concejo de Quirós y alrededores, sobre todo de los Puertos de Algüeria y las cumbres del Parque Natural de las Ubiñas-La Mesa. Además, nos adentraremos en sistemas boscosos centenarios, dominados principalmente por hayedos, lo que hará doblemente entretenida la visita.

Cabe destacar que en esta entrada plantearemos una ruta de ida y vuelta por el mismo camino, aunque existe una variante muy bonita por la que se desciende atravesando los Puertos de Algüeria, planteando así una ruta circular. La apuntamos para futuras visitas a la zona.

Ficha técnica:

  • Itinerario: Lindes – Manín de Arriba – Peña Rueda – Manín de Arriba – Lindes
  • Dificultad: Moderada
  • Señalizada: Parcialmente. Bastantes jitos, aunque hay que ir pendiente del sendero, sobre todo en la ascensión final. Recomendable GPS si no se conoce la zona
  • Tipo de ruta: Ida y Vuelta
  • Tiempo estimado: 5h
  • Distancia total: 9.25 km
  • Elevación máxima: 2156 m
  • Elevación mínima: 935 m
  • Total ascendido: 1293 m
  • Total descendido: -1286 m
  • Tiempo total: 02:07:40

Descripción:

ascension

  • Dejamos el coche aparcado junto a la Iglesia de Lindes, donde suele haber espacio de sobra para todos los amigos montañeros.
  • Accedemos a una increíble zona boscosa de hayedos que nos recuerda muchísimo a otras rutas Asturianas como el Hayedo de Biescona, en el Sueve.
  • Llegamos a Manín de Arriba, una preciosa cabaña que nos indica que aquí empieza lo pindio…
  • Divisamos en primera plana los preciosos montes del Parque Natural de Ubiñas-La Mesa.
  • Dejamos a nuestra derecha Las Becerreas, para comenzar con una ascensión bastante asequible que nos dejará en la misma base de Peña Rueda.
  • Últimas revueltas antes de llegar a la base de Peña Rueda, donde podremos contemplar lo que nos queda… que no es poco!
  • En este punto llegamos a la base de la montaña para afrontar la parte más dura de la ascensión. Al fondo se aprecia la cima de Peña Rueda, que parece bastante más cerca de lo que en realidad está…. Además, a nuestra izquierda vemos como se comienzan a formar unas nubes bastante amenazadoras.
  • Comenzamos a tomar altura, teniendo cada vez mejores vistas de los alrededores. Espectacular la pinta de Ubiñas, que vamos dejando a nuestra izquierda. Pueden apreciarse las nubes que comentamos, que aunque están algo lejos, en cuestión de pocos minutos nos complicó la subida sobremanera.
  • Llegamos al Cuchillar de Rueda, donde iniciaremos la última parte de la subida a la cima, para lo que debemos recorrer aún varios cientos de metros. Como podéis ver, a última hora, justo cuando estábamos a punto de coronar, se nos metió una niebla que no dejaba ver absolutamente nada, por lo que no podemos dar fé en este post de las magnificas vistas que existen desde la cima de Peña Rueda, donde podemos divisar los Puertos de Algüeria, Ubiñas, Fariñentu, y demás clásicos del Parque Natural de las Ubiñas y la Mesa. Dejamos pendiente las fotos en la cima para una futura actualización de esta entrada 🙂

    Dónde comer el bocata: Si el tiempo acompaña, la mejor opción es quedarse disfrutando de las vistas desde la cima de Peña Rueda con un buen bocadillo que queso Cabrales y dulce (o lo que os apetezca!). Si se pone feo o sobre todo tira mucho viento, la mejor opción es la parte baja del cuchillar de Rueda, justo donde éste termina, hay una serie de rocas muy a propósito para sentarse.

    Dónde dejar el coche: En la iglesia del pueblo de Lindes, donde siempre habrá hueco más que de sobra para aparcar.

    Dónde llenar la cantimplora: No existen fuentes a lo largo del camino, por lo que, dado el desnivel a superar y el esfuerzo físico necesario para ello, recomendamos llevar entre 2,5 y 3 litros de agua por persona. Además, si el sol aprieta, aprieta bien, por lo que no subestimar estas cantidades de liquido. Más vale que sobre que no que falte.